jueves, 12 de febrero de 2015

EXCURSIÓN A LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE COBÁ, RIVIERA MAYA


Uno de los destinos más interesantes de la zona caribe es, sin lugar a dudas, la Riviera Maya.....es un lugar mágico con una luz especial, donde el tiempo se detiene, y parece que avanza más lento...cuando visitas las zonas arqueológicas, como Chichen Itza, Ek Balam o Cobá, puedes sentir una especie de energía que rodea aquellos edificios que pertenecieron a otro tiempo, a otras gentes, a otra cultura que intenta sobrevivir a los cambios que la han rodeado durante los últimos tiempos, sin llegar a adaptarse. Porque cuentan los guías de la zona que la mayoría de la población que habita la región de Quintana Roo, es descendiente directa de la civilización Maya. De hecho la mayoría trabaja en los grandes núcleos turísticos, en los grandes hoteles, y  se les podía reconocer por su estatura, el color de su piel, algo más oscura y por la decoración de sus dientes. Si bien, según nuestro guía, seguían viviendo en sus cabañas de forma muy sencilla, lo cual comprobamos en esta visita donde nos acercamos a conocer a una de las familias de la zona.
 Pero no adelantemos acontecimientos, vamos a situarnos, nos alojamos en uno de los grandes hoteles el Bahía Príncipe, porque queríamos sentir el lujo, que de vez en cuando está muy bien, pero también queríamos conocer un poco la zona, saliendonos de las excursiones multitudinarias. Así que salimos del complejo, subimos a una van y fuimos por nuestra cuenta a buscar en Playa del Carmen, la población más cercana al hotel, un guía que nos acompañara a conocer la zona arqueológica de Cobá. Fue un gran acierto por varias razones, Jorge, que así se llamaba nuestro guía fue muy amable, con unas explicaciones muy completas, nos llevó a sitios muy auténticos y el precio fue relativamente barato, ya que si cambiabas a pesos mejicanos todo resultaba más económico. Recuerdo que en los comercios de la Quinta de Playa del Carmen los comerciantes gritaban 10 pesos, 1 dolar 1 euro!!!! pero el cambio no correspondía, así que mejor llevar pesos...
Jorge nuestro guía paso con su van(furgoneta de pasajeros) perfectamente acondicionada a recogernos al lobby del hotel, en total seríamos dos parejas en la excursión, así que fue totalmente personalizada y a nuestro ritmo. Durante el trayecto, Jorge nos contó el modo de vida en la zona, el nivel de salarios, los precios de la vivienda, el funcionamiento de la sanidad y la educación, etc, así que el viaje fue muy ameno, además Cobá se encuentra bastante cercana a los grandes hoteles.

Un poco de historia


Cobá significa en español "agua agitada por el viento", fue una de las principales ciudades del período clásico maya, entre el año 400 y el 1.100 de nuestra era, en la que llegaron a habitar unos 50.000 habitantes. Se asentaron en esta zona porque pequeños lagos abastecían la zona de agua. Cobá era el punto de conexión para el comercio entre los asentamientos de la costa, como Tulum y las ciudades del interior. Existe toda una red de caminos de la época maya los Sacbés, que tienen sus intersecciones en Cobá. En la zona arqueológica hay más de 6.500 estructuras, y todavía queda por escavar!!!!

La visita a la zona arqueológica


A diferencia de Chichen Itza, la zona de Cobá no es tan frecuentada por grandes grupos de turistas y además se encuentra más mimetizada con la naturaleza...la selva envuelve la zona de forma que desde la pequeña entrada no te imaginas lo que vas a encontrar en su interior. Solo se ven frondosos arboles que tiñen de verde el paisaje; árboles que han enraizado en los propios edificios formando una extraña simbiosis entre los vestigios mayas, como si la naturaleza los hubiera aceptado de forma natural como parte de ella.
La visita a Cobá resulta muy agradable porque disfrutas a la vez de la historia, la cultura y la naturaleza. Se visitan varias zonas del yacimiento y como las distancias son bastante grandes existe la posibilidad de alquilar una bicicleta (muy básica) o bien utilizar un bicitaxi. Os lo recomiendo, disfrutareis de un agradable paseo en plena selva, rodeado del verde y el sonido de exóticas aves!!
Normalmente se visitan tres grupos de edificios, cerca de la entrada se encuentra el primero, compuesto principalmente por una primera pirámide, de unos 25 metros, conocida por los lugareños como la Iglesia, es bastante impresionante, además al rededor encontramos bastantes edificios con estupendos relieves y algún juego de pelota.

















El siguiente grupo que visitamos se encuentra a más de dos kilometros, de ahí la importancia de la bici,  y en el se ubica un grupo de edificios de carácter religioso, donde pudimos admirar varias estelas (monumento con forma de lápida y con inscripciones), zona conocida como Macanxoc.
Continuamos la visita hacia el tercer grupo donde se ubica uno de los edificios más altos e imponentes de la zona maya, Se trata de la pirámide de Nohoch Mul, de 42 metros de altura. Es impresionante ver aparecer esta mole mientras te acercas pedaleando por un camino repleto de vegetación. Y todavía más impresionante es subir a la cumbre,  y conseguir las mejores vistas de la exuberante selva que cubre la península de Yucatán. La ascensión es un poquito complicada pero vale mucho la pena....al llegar arriba tienes una sensación como de paz interior admirando la grandeza de la selva mexicana a tus pies.



Después del subidón de disfrutar de las excepcionales y privilegiadas vistas, nuestro estupendo guía nos llevó a un cenote de la zona, (los hay a cientos por toda la península), el cenote se ubicaba en una cueva a la que se accedía por unas escaleras hacia abajo, entramos en esta especie de gruta subterránea justo cuando un pequeño grupo salía, así que tuvimos el privilegio de disfrutar de un relajante baño en las aguas cristalinas del cenote!! 
Pero todavía quedaban más emociones, así que después del chapuzón, Jorge nos llevó a comer a un chiringuito de comida local junto al lago, con platos típicos como la cochinita pibil (carne de cerdo adobada, envuelta en hoja de plátano y cocinada en un horno de tierra), sopa de lima, y las típicas fajitas, regadas con la cerveza mexicana por excelencia, corona extra, todo superbueno. Y como colofón tuvimos la suerte de contar con la visita durante la comida de una mascota del chiringuito, nada menos que un cocodrilo que se acerca a la orilla del lago porque los dueños del bar lo alimentan. Fue muy emocionante poder ver tan de cerca un animal salvaje!!

Después de la comida y la visita del lagarto Juancho, Jorge, nuestro estupendo guía, nos llevó por unos caminos alejados de la carretera principal en busca de una pequeña aldea donde vive una familia maya para que pudiéramos ver su modo de vida. Fue una experiencia muy bonita, la familia nos recibió muy bien, bastante tímidos, excepto el pequeño Ricardito que con su guitarra nos canto canciones populares como "la cucaracha"....la cabaña era bastante pequeña, pero muy agradable, con lo básico para vivir, un rincón para cocinar, un pequeño altar, y las hamacas para dormir, nada más....suficiente en realidad....y son muy felices, viven con lo justo pero en un entorno magnífico! Se dedicaban al campo, tenían su pequeño terreno con su huerto y sus frutales y algún animalito, gallinas, y pequeños cerditos parecidos a los jabalís. Y también realizaban labores de artesanía como la elaboración de hamacas, pulseras, collares, tallas de madera, etc, para su venta al turismo. Nuestro guía nos comento que muchos jóvenes van a Cancún a trabajar y que normalmente acaban regresando al poco tiempo porque no se adaptan a la vida en las ciudades.......

 Para mi fue una experiencia muy enriquecedora poder comprobar como realmente vive la gente de la zona y compartir con ellos un rato muy agradable, muchos trabajan en los grandes hoteles pero no nos paramos a pensar como viven realmente.....

Y eso fue todo después de escuchar sus explicaciones acerca de como vivían, como se refugiaban en las épocas de huracanes, y tras comprar algunas piezas de artesanía, regresamos a nuestro confortable hotel con la cabeza llena de nuevas ideas y valores....un día fantástico e inolvidable!! 

3 comentarios:

  1. Hola! Nosotros tenemos en mente una ruta por Yucatán por nuestra cuenta y Cobá será una parada obligada. También habíamos pensado visitar una aldea maya aunque me daba algo de miedo encontrar un "espectáculo" algo orientado al turismo. Aunque veo que a vosotros la experiencia os gustó.
    Os seguimos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi fue una experiencia positiva, visitamos la casa de una familia, nos enseñaron su casa, como fabricaban artesanía, que cocinaban y hasta el niño nos canto canciones, pero todo muy relajado y natural, nuestro guía tenía amistad con la familia, yo si que te lo recomiendo!! saludos!!

      Eliminar
  2. Que emocionante, me enamore de tu paseo!! en unos días visitaré la zona, de casualidad no tienes el contacto del guía o sabes de alguna forma de que lo pueda contactar? Me serviría mucho la infracción.
    Maravilloso recorrido!!

    ResponderEliminar