martes, 20 de enero de 2015

PARÍS A VISTA DE PÁJARO; LOS MEJORES MIRADORES DE LA CIUDAD

    Una de las mejores formas de disfrutar de una ciudad y tener una visión global de sus principales monumentos es buscar las mejores vistas. En la capital francesa existen varios puntos muy interesantes desde donde obtener esas vistas de ensueño y para los amantes de la fotografía esas imágenes de postal, únicas e irrepetibles. Yo tuve la ocasión de disfrutar de unas magnificas vistas en París desde cuatro puntos totalmente diferentes de la ciudad, sinceramente no se con cual de ellas me quedaría.....es más todas son muy especiales, diferentes y recomendables.

Vistas desde lo alto de la Tour Eiffel 


 
Si visitas París debes visitar la Tour Eiffel y por supuesto debes subir hasta el último piso, de acuerdo que las vistas desde el segundo piso y el último son similares pero la sensación no es la misma... El ascenso hasta la cima en el ascensor te proporciona esas cosquillitas en el estomago, como si de una montaña rusa se tratara....y cuando sales al mirador te sentirás libre, casi como un pájaro con todo París a tus pies, lo mejor de las vistas desde la Tour Eiffel es la posibilidad de tener una visión de la ciudad de trescientos sesenta y cinco grados, y además en los diferentes pisos se ofrecen diferentes atracciones: en la Primera Planta se ha ubicado un mirador transparente de los que da sensación de volar, ( en mi viaje a París, todavía no estaba instalado), podemos disfrutar además de el Restaurante 58 , el bufet, la tienda de souvenirs, y diversas exposiciones sobre la Torre; en la segunda Planta encontramos el Restaurante Jules Verne, cuyos clientes podrán disfrutar de un acceso privado a la Torre y evitar las largas colas, también encontraremos un bufet, para los bolsillos más ajustados, otra tienda de souvenirs y unas vitrinas explicativas donde se narra la construcción de la Torre. Y en la última planta, a parte de las maravillosas vistas, podemos disfrutar de una copa de champagne, a precio parisino, cotillear dentro del despacho del señor Gustave Eiffel, y por supuesto disfrutar de las magnificas vistas!!! Yo os recomiendo realizar la visita completa y además realizar algún tramo a pie por la escalera, que en realidad forma parte de la estructura de la torre, es toda una experiencia!!
































Vistas desde el mirador de Sacré Coeur



   El mirador de esta opción además de ser gratuito, se encuentra en un distrito de obligada visita en París, donde se ubica uno de los barrios más pintorescos de la ciudad, Montmatre, conocido también como el Barrio de los pintores. Lo mejor de este mirador es su propio enclave, las vistas son magnificas, y de fondo la imponente Basílica de Sacre Coeur, que también podemos visitar, e incluso acceder a la cúpula donde podemos obtener vistas todavía más espectaculares. Además la Plaza donde se ubica el mirador es como un punto de reunión y descanso. Los visitantes aprovechan las escalinatas del Templo para descansar, por lo que siempre hay músicos o diferentes artistas, deleitando al público internacional congregado,  formándose un gran ambiente. Para acceder al mirador y a la Basílica os recomiendo utilizar el funicular de Montmatre, que os acercará desde la base de la colina a la explanada donde se ubica el templo, también podéis utilizar las escaleras pero os recuerdo que son más de trescientos escalones, mejor dejarlos para la bajada!!


Y no olvidéis aprovechar la visita al Barrio de Montmatre, sus pequeñas calles, su plaza llena de pintores, sus cafeterías, es como un pequeño pueblo dentro de la gran ciudad parisina, con un ambiente muy bohemio.



Vistas desde lo Alto de L'Arc de Triomphe




    Pasear por París es un placer, y pasear por les Champs Elysées es indispensable, esta amplia avenida es, sin duda, la más animada de toda la ciudad. Llena de boutiques, comercios de lujo, perfumerías, restaurantes, y repleta de gente, en un entorno privilegiado, enmarcada por magníficos edificios y rodeada de una frondosa arboleda, representa por su exuberancia el glamour parisino. Recomiendo recorrerla a media tarde desde la Plaza de la Concordia, disfrutando de los aproximadamente dos kilómetros que ocupa, realizando algunas paradas en el camino, visitando por ejemplo el Grand Palais y el Petit Palais, o alguna de las magnificas tiendas de las grandes firmas. 

Al final de les Champs Elysées, encontramos el Arco del Triunfo, magnifico monumento inspirado en los arcos romanos, fue erigido por orden de Napoleón, tras la batalla de Austerlitz, para glorificar a sus ejércitos. Vale la pena acercarse y contemplar el monumento de cerca, admirar sus esculturas y relieves, y por supuesto subir a la Terraza para contemplar las excepcionales vistas, (la entrada está incluida en el Paris Museum Pass).

Desde la terraza contamos con la privilegiada vista de toda la avenida de los Campos Elíseos, el jardín de las Tullerias y hasta del Obelisco de la Plaza de la Concordia, además del resto de las doce avenidas que parten de la Plaza de l'Étoile, incluyendo la Avenida de la Grande Armée y el gran Arco del edificio de la Défense.
Yo tuve la enorme suerte de poder contemplar un magnifico atardecer de verano desde la terraza del Arco, y disfrutar de como la Torre Eiffel se iluminaba, poco a poco,  destacando su silueta sobre el cielo parisino. 



 















Vistas desde las Torres de Notre-Dame



 He dejado para el final las Torres de Notre Dame porque para mí fue una visita muy especial y sorprendente, primero porque soy una amante del gótico y Notre Dame es como un icono, y segundo porque en mi primer viaje a París no tuve la ocasión de visitar la Catedral de cerca, así que tenía muchas ganas. El encanto de Notre Dame se debe en parte de su propia ubicación, en la Ille de la Cite, y representa además el centro del París de la Edad Media, que el gran Víctor Hugo recreó en su novela "Nuestra Señora de París". En la novela toman un gran protagonismo las Torres de la Catedral, y sus campanas y gárgolas, haciendo muy especial la visita. 
En el ascenso a la Torre nos vamos encontrando diferentes zonas y salas, (recordad que son unos 387 escalones algo empinados, hay que estar en forma!). La zona más espectacular para mi y donde puedes obtener fotografías espectaculares es la galería de las quimeras, donde podrás pasear junto a las gárgolas encaramadas a las Torres, figuras que representan pájaros, animales y monstruos fantásticos que parecen observar la ciudad en actitud vigilante.

 Después de esta magnífica galería accedemos al campanario de la Torre Sur, que alberga la campana mayor, donde parece que se vaya a aparecer Quasimodo, el tímido campanero en cualquier momento.
 y por último se accede a la cúspide de la Torre Sur, desde donde obtenemos una visión panorámica de París, al oeste la Sainte Chapelle, el Palacio de Justicia, el Louvre, al norte el Sacre Coeur y Montmatre, al este la Biblioteca nacional, y al sur el Barrio Latino, el Panthéon y la cúpula de les Invalides.... una vez más París a nuestor pies!!!
La entrada a la Torre se incluye en el París Museum Pass.




París desde cuatro miradores diferentes, cada uno de ellos diferente y especial, desde donde obtendremos además de las mejores panorámicas y fotografías de la ciudad de la luz, esa sensación de libertad y a la vez de insignificancia ante la grandeza monumental de las grandes urbes. París a vista de pájaro!!!

6 comentarios:

  1. Buenas recomendaciones!
    Qué bonito es París, por cierto, no sabía que se podía subir al Arco del Triunfo.
    Saludotes!

    ResponderEliminar
  2. Hola Iciar, gracias por tu comentario! lo del Arco del Triunfo lo descubrimos gracias al París Museum Pass, y la verdad es que vale la pena! Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Espectacular y grandiosa la capital francesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Como dijo Enrique IV, París bien vale una misa....

      Eliminar
  4. Te añado dos más! Desde la Torre de Montparnasse y desde La Défense!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Claudia! muchas gracias por tu aportación, me los apunto para la próxima visita a París....saludos

      Eliminar